Por el sacrificio de nuestros padres, por el futuro de nuestros hijos

Cuando pasamos a revista a nuestras fuerzas hoy, no podremos evitar mirar en derredor y constatar un hecho cardinal. Hoy, la clase trabajadora está sola.

No cuenta con benefactores ni amigos en las alturas. No cuenta, en lo fundamental, con posibilidades de reformas o mejoras. Se enfrenta, en cambio, a la falta de dirección de la clase capitalista.

Los trabajadores están solos, enfrentados al problema de su futuro, mientras el sistema que impera sobre ellos se desmorona. Y la solución está en nosotros, y sólo en nosotros. Aquellos que ya no se pueden gobernar a sí mismos, que hunden al mundo en el caos, sostienen que los trabajadores no pueden gobernar. Ellos nos necesitan, pero nosotros no los necesitamos a ellos.


Bandera del Partido de los Trabajadores

Te has preguntado por qué enarbolamos una bandera con una estrella que parece “inclinada”; por qué el pabellón nacional que levantamos difiere del que es usado comúnmente?
Los símbolos reflejan una historia, una voluntad y una idea. De lo contrario, no significan nada. Son, como decía Mariátegui, simplemente “calco y copia”.
Nuestra bandera tiene, pues, su historia, representa una idea y encabeza una voluntad. En este breve folleto puedes conocer más antecedentes sobre los símbolos del Partido de los Trabajadores.

Estrella de la Segunda Independencia

PRESENTE

Ha muerto Fidel. El mundo entero se inclina en señal de respeto. Dignatarios de todos los países, muchos de ellos adversarios de su pensamiento y de su acción, expresan su reconocimiento a su estatura histórica. Organizaciones políticas y sociales, dirigentes...

¡El paro va!

En medio de este paro, se forman y destacan los nuevos dirigentes, auténticos, honestos, que cumplen con los mandatos de sus bases. En medio de este paro, se crean y consolidan las nuevas y antiguas organizaciones, verdaderamente representativas y útiles. En medio de este paro, se definen los intereses y demandas del pueblo, como hoy en la demanda de terminar con las AFP, ese equivalente actual de las antiguas pulperías y sus fichas. Y en medio de este paro, se forja la unidad de millones.

Votamos paro nacional: ¡Que se vayan todos!

Aquí no hacen falta grandes campañas ni promesas. Se necesita organización, unidad y lucha. Ya sabemos que a nuestro adversario el importan un bledo las elecciones, quién las gana o cuántos participan de ellas, cuando quiere golpearnos.
Entonces, nuestra elección es clara. El próximo paso está marcado en rojo en el calendario: 4 de noviembre, paro nacional. Y el método ya está definido: golpearlos a ellos, duro y parejo, hasta que se vayan todos.

Cada lucha, una victoria

El poderoso levantamiento de la X Región, las grandes jornadas en las barricadas en las rutas y carreteras, y en las calles de sus ciudades, son ya una demostración de fuerza de nuestra clase, son un salto de 30 o 40 años, realizado en pocos días. Es una victoria que el sur de Chile ofrenda a nuestro pueblo, en forma de experiencia, de ejemplo y aliento en el comienzo del camino.


Noticias

Por el sacrificio de nuestros padres, por el futuro de nuestros hijos

En sus inicios, el primero mayo fue concebido como una jornada de lucha internacional de lucha por las ocho horas. Ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso y ocho horas para la recreación, la cultura, la vida social y familiar, fue la consigna levantada en 1890...

Colombia: ¡sólo los pueblos pueden vencer!

Para el pueblo colombiano que se ha levantado en la lucha por sus demandas, no ha habido cese al fuego, ni oferta de paz, ni apertura del diálogo. A diario, caen asesinados militantes sindicales, campesinos e indígenas en manos de las fuerzas de seguridad, paramilitares y escuadrones de la muerte de los empresarios y terratenientes. A diario, los trabajadores son objeto de amenazas, secuestros y torturas. A diario, sufren las consecuencias de políticas antipopulares de un gobierno repudiado y aislado que se vistió con los ropajes del reconocimiento internacional hasta que tuvo que enfrentar el momento de la dura verdad.

¡A cambiarlo todo!

vemos un naciente movimiento popular que se crea en la acción. Sus expresiones son infinitamente más vitales que las de sus oponentes. Mientras éstos van hacia abajo, la fuerza de los trabajadores va enormemente en ascenso. Su causa es extraordinariamente noble y sus métodos son la acción directa de las masas y objetivos que corresponden a las demandas reales y urgentes de las grandes mayorías. Y mientras más clara es la delimitación con el régimen político corrupto, el régimen del capital, del robo, de las AFP, más se fortalece.

Fin al robo: ¡abajo las AFP! ¡Abajo el sistema!

La crisis general del capital exige soluciones de fondo. En Chile, la batalla en contra de la expoliación de los trabajadores y en contra de la indignidad en que están sumidos nuestros mayores debe ser emprendida con realismo. Como ocurre con todas las demandas fundamentales de nuestro pueblo -salud vivienda, trabajo, educación-, la solución ya no puede provenir de este sistema. Hay que derribarlo, junto a los corruptos que lo administran.

Twitter

Videos

1917-2014 Revolución Siempre
El Cobre ¡ES NUESTRO!
El Cobre ¡ES NUESTRO!